La temperatura óptima del aceite y del refrigerante para motor

La temperatura óptima del aceite y del refrigerante para motor
30 abril, 2018 @applus
In Consejos

Si te has preguntado cuál de los dos niveles de temperatura manda cuando se quiere apretar el motor de un coche para no tener problemas mecánicos con el paso del tiempo, continúa leyendo.

¿Refrigerante o aceite?

A algunos nos ha pasado que mientras que la temperatura del agua “aprieta” el motor, la del aceite no la alcanza y hemos tenido que rodar más kilómetros para que el lubricante alcance esa temperatura. Hay quienes piensan que, en contra de lo que estiman la gran mayoría de conductores, no basta con tener el refrigerante a 90ºC para poder exigir el motor.

Te respondemos:
El calentamiento del líquido de refrigeración va delante del calentamiento del aceite, el cual tarda más en variar su temperatura, tanto al alza como a la baja. El del líquido de refrigeración gana mucho más rápidamente esa temperatura en torno a los 90º. ¿Por qué eso y no menos o no más? Debido a que así el circuito de refrigeración cuenta aún con margen suficiente para conseguir tener el líquido contenido en él: todo es cuestión de cerrar o abrirlo para que se refrigere.

La temperatura de lubricación óptima puede estar sujeta a pequeños vaivenes. La zona buena de cualquier lubricante va a depender mucho de su curva de viscosidad. Los 90ºC no tienen por qué ser una temperatura óptima para el aceite.

Los aceites que hoy se emplean en los nuevos motores están creados para rendir de la mejor manera posible con el motor frío. Por ejemplo, si el fabricante del coche quiere que, al enfrentarse a los ciclos de homologación, el resultado sea el mejor posible, no se calentará el aceite del coche hasta esos 90ºC cuando se miden emisiones. Elegirá el que lubrique bien el motor ya desde temperaturas mucho más bajas. Algo parecido a lo que ocurre al arrancar un motor y, sin más, echar a andar.

Todo depende de lo que el fabricante del motor le exija a quien hace el aceite que lo lubrica.

Entonces,

¿El aceite lubrica mejor una vez que alcanza los 90ºC que antes de llegar ahí?

Realmente puede resultar eficaz. O que eso ocurra después, cuando trabaje a 100, 110 o 135 ºC: nada de ello depende del conductor.

Por lo tanto, las normas de homologación son las que mandan y un cambio de reglamentación es previsible que suponga un cambio en la elección del aceite. El fabricante del motor, que es quien decide el pliego de condiciones que tiene que cumplir el lubricante debe cumplir.

Para concluir…

Llevar el motor a régimen de giro máximo con el aceite frío sí puede originar un problema a la larga, pero en una conducción normal no debería siempre que no sea algo frecuente. En general, al conductor le basta con arrancar, ponerse en marcha y olvidarse de la temperatura. Y más cuando son una inmensa mayoría los coches que no cuentan con un termómetro que determine los grados que ha alcanzado el aceite…

Fuente: autopista.es

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies