El origen de la ITV

El origen de la ITV
29 octubre, 2018 @applus
In Sin categorizar

No hay mucha gente que tenga el placer de conocer los orígenes y la historia de la ITV, en parte por desinterés y porque tampoco se han planteado nunca conocerla. Sabemos que pasar la ITV no suele ser algo agradable pero sabemos realmente, ¿cuáles son sus orígenes?

Vemos interesante realizar un pequeño recorrido desde sus comienzos hasta la actualidad y ver sus cambios y cuáles han sido sus orígenes.

El origen de la ITV podemos decir que empezó a principios del s.XX , cuando los «automóviles» eran carros arrastrados por caballo. Aún siendo los caballos el motor del vehículo, apareció el primer reglamento para automóviles en 1900. Posteriormente, fueron apareciendo sucesivos reglamentos fruto de la evolución y nuevas exigencias de los tiempos. En 1924 se publicó el Real Decreto de la Inspección de los vehículos. Evidentemente, esta ITV no era tan exhaustiva como la de ahora, y solo era una labor que realizaban los propios ingenieros.

 

Años más tarde y ya entrando en época del Régimen en España, se construyeron carreteras de forma masiva. Evidentemente, ese boom automovilístico hizo que la antigua legislación quedase obsoleta y en los años 60 se publicó un Decreto de inspección más actual donde se recogieron argumentos de las inspecciones y la obligación de realizar una inspección anual para cualquier automóvil cuyo propósito era el transporte de viajeros o mercancías.

 

itv car 60

 

Ya en los años 70, una época marcada por grandes cambios políticos, sociológicos y económicos, empezó a pasar que los vehículos quedaban anticuados. En aquella época no pensaban que los coches se tendrían que cambiar a los 10 años, por eso había que adaptar la inspección de los mismos y se comenzó a autorizar a los talleres a inspeccionar los vehículos.

No es hasta los años 80, cuando llegó la obligatoriedad de pasar la ITV a los vehículos privados. El 18 de diciembre de 1985, se publicó en el BOE el Real Decreto 2344/1985 que regulaba la inspección técnica de vehículos y se estableció la obligatoriedad de pasar la inspección. Esto significaba que a partir de entonces, los titulares de los vehículos eran directamente responsables ante las autoridades competentes del mantenimiento al día de las tarjetas ITV mediante la presentación de sus vehículos a la inspección dentro de los plazos ordenado, y como condición previa a la circulación por las vías públicas dentro del territorio nacional.

Desde la década de los 90 hasta ahora, las normativas que regulan la ITV han ido sufriendo modificaciones y evoluciones para ir adaptándose a los nuevos tiempos. Actualmente, el contenido y los protocolos de las pruebas que se hacen en las Estaciones de ITV están regulados por la Unión Europea, que fija las normas básicas a las que deben adaptarse todos los Estados miembros.

 

Así es como ha llegado la ITV a nuestros días. Lo que está claro es que desde que aparecieron las primera inspecciones, la ITV ha cambiado mucho, y nadie duda de que lo seguirá haciendo.

No olvidéis suscribiros en nuestro canal de Youtube para más información.

Comment (1)

  1. Manuel 11 meses hace

    El aúténtico origen de la ITV, lejos de servir para la «seguridad de los conductores», ha servido siempre, y ha sido el imulsor pra que los gobiernos, comenznado por el alemán comenzaran a exigir la ITV, es sin duda, que los coches en los años anteriores a la ITV duraban demasiado, y los grandes fabricantes de vehículos presionaron a los estados para poner una inspección que pusiese cada vez más dificil tenr coches antiguos.

    Por ello, se renóvo en parte la flota de vehículos.

    También sirivió para que empresas con grandes contactos póliticos (como appplus)hiciesen su agosto cobrando una tasa por pasar una inspección que si es obligatoria deberia ser GRATUITA. Si nó ¿cuantos millones factura Appplus?

    Y no tiene en cuenta la seguridad del vehículo, porque los inspectores, lejos de ser expertos en la mecánica, son más bién empleados mileuristas, que desempeñan su función robóticamente.

    Y es más importante una luna tintatada no homologada, cosa que no es relevante, ni para el uso de l vehículo ni para la seguridad hacia los demás, pero si para empresas que hacen su agosto colocando pegatinas de homologación, y cobrando por ello. Claro.

    Sin embargo, un problema en un trapecio delantero, es calificado de leve.

    No hay un criterio serio en la ITV, inspección que debería centrarse exclusivamente en la seguridad mecánica del vehículo, y nisiquiera en si esta abollado o no (aspecto externo).

    Inspección que pasa coches con frenos de potencia más que dusosa. Tiene que NO frenar directamente para que sea hechado para atrás.

    Ademas y dentro de esta vorágine inspeccionadora, a nadie se le ha ocuurido, obligar a los talleres mecánicos a trabajar con unos estándares mínimos de calidad, y a tener el instrumental necesario para efectura la comparovacion de la reparación de elementos de seguridad del un vehículo. ¿Porque no se obliga a los talleres mecánicos a tener rodillos para comprovar frenos, o sistemas para comprovar amortiguaciones?¿como puede el usuario estar seguro de que la reparación y/o matenimiento realizado en su vehículo cumple con las normas?.

    Llevandolo a la ITV, y pagando…..¿porque no se autoriza a que la ITV la pasen los propios talleres, y no una entidad que nadie sabe la calidad técnica de su personal?(la calidad se supone, pero no se sabe)..

    En fin…para que seguir…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies